mm_journal_002

Usando fuerza e inteligencia: la lucha contra el moho

Limpieza | Consejos y trucos

Además de ser horrible, el moho en la casa puede ser desde una molestia menor difícil de limpiar, hasta una amenaza grave a la salud. Pero no temas, Mr Músculo® está aquí para ayudarte a minimizar el impacto de este invitado no deseado. Conoce nuestras increíbles estrategias de limpieza que no tienen piedad con el moho, pero te tratan bien a ti.

Superficies duras

Mr Músculo® ha llegado a la conclusión de que la manera más efectiva de lidiar con el moho en la mayoría de las superficies y objetos, es un proceso sencillo de dos pasos.

Primero, lava la superficie contaminada, ya sea metal, vidrio, madera sólida, plástico o cualquier otro material no poroso, con un detergente multiusos o para baño y agua caliente. Talla las superficies difíciles como concreto con un cepillo duro.

Luego desinfecta todas las superficies con uno de nuestros limpiadores antigérmenes recomendados para el hogar. Deja la solución en la superficie por al menos diez minutos para que desinfecte a conciencia, luego enjuaga y deja secar.

Ropa y tejidos lavables

Lava la ropa, sábanas y cortinas contaminadas de agua caliente que no dañe la tela, posiblemente varias veces. Seca la ropa en secadora o al sol hasta que las piezas estén libres de mal olor.

Materiales porosos

Esto incluye muebles tapizados, alfombras, libros y objetos de papel.

Debes limpiar estos objetos lo más cuidadosa y rápidamente posible. No obstante, si los objetos no pueden limpiarse, debes tirarlos.

Qué hacer y qué no hacer con el moho

El moho necesita las condiciones adecuadas para vivir (humedad), pero un poco de ciencia casera puede ayudarte a reducir el riesgo o la reaparición de este invasor de espacios.

  • Repara cualquier fuga en tuberías y seca las áreas húmedas alrededor de regadera/tina y lavabos.
  • Lava las telas a menudo y mantenlas secas. Guarda tus prendas de tela limpias en áreas bien ventiladas.
  • Limpia los conductos de ventilación si sospechas que hay moho en las superficies interiores.
  • Reduce la humedad del aire y ventila con deshumidificadores, ventiladores, ventanas abiertas o aires acondicionados, especialmente en temperaturas altas. Sin embargo, si sabes que el moho ya está presente, NO uses un ventilador, ya que las esporas del moho se esparcen a través del aire. Trata de mantener la humedad dentro de tu casa debajo del 40%.
  • Utiliza alfombras hechas de fibras sintéticas en áreas propensas a la humedad.
  • Revisa con frecuencia los lugares potencialmente problemáticos (el lavabo del baño, el cuarto de lavado) buscando el olor a moho, y limpia con frecuencia usando desinfectante para el hogar.